Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

La anhedonia: Cuando vivimos sin sentir placer por nada

La anhedonia: Cuando vivimos sin sentir placer por nada

La Anhedonia es un síndrome que hace que la persona que lo padece no sea capaz de sentir placer con las actividades con las que disfrutaba antes o que normalmente le parecían agradables. Es como una anestesia que, en lugar de impedir sentir el dolor, lo que impide sentir son los estímulos positivos que le provocan placer.

La anhedonia es la incapacidad para experimentar placer con actividades que normalmente resultarían agradables o con las que antes se disfrutaba. Es como si la persona estuviera anestesiada y la anestesia, en vez de evitar que sintiese dolor, le impidiera reconocer (o directamente bloqueara) los estímulos positivos que conducen al placer, o directamente los bloqueara.

Los especialistas especulan en que el origen puede estar en una alteración del sistema de recompensa de nuestro cerebro. Este es el que hace que, por ejemplo, nos sintamos satisfechos al tener relaciones sexuales o al comer.

La ahnedonia se considera más una señal o síntoma que un trastorno, y nos avisa de que podemos estar sufriendo, o sufrir pronto, un trastorno mental o emocional como la depresión, o una adicción a alcohol o drogas que nos impide disfrutar de las sensaciones placenteras que no procedan del consumo de estas sustancias. También puede estar causada por los efectos secundarios de ciertos fármacos.

Este síndrome puede afectar a todos los aspectos de la vida o a uno o varios. Existe anhedonia hacia el contacto social y las relaciones, hacia el placer sexual e incluso la recientemente identificada por investigadores españoles “anhedonia musical”, que hace que una persona no sienta emoción al escuchar una melodía o no disfrute con ella aunque sí siente placer con otras actividades.

Tratamiento de este síndrome
Antes de llevar a cabo un tratamiento para la anhedonia es necesario identificar sus causas o su origen y actuar sobre ellas. Al ser un síntoma de un posible trastorno más grave, la patología debe ser lo primero que se determine para poder aplicar un tratamiento adecuado que, al mismo tiempo, haga que el paciente recupere la capacidad de tener sensaciones placenteras.

Hay casos en los que la anhedonia está causada por una mala época familiar, sentimental, económica o laboral y las preocupaciones hacen que desaparezca la capacidad de sentir placer de manera temporal. En este caso lo primero que se debe solucionar es la situación complicada por la que se está pasando, ya que así el sujeto podrá relajarse de nuevo y recuperar un punto de vista positivo sobre la vida.

Leave a comment

Your email address will not be published.