Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

El acoso escolar y qué hacer cuando se descubre

El acoso escolar y qué hacer cuando se descubre

En los últimos años, desgraciadamente, el bullying (o acoso escolar) es algo con lo que cada vez estamos más familiarizados, debido a la multitud de casos de los que hemos tenido conocimiento. Este se da cuando uno o más niños, en un centro de estudios, premeditadamente y con regularidad, maltratan física o psicológicamente a otro.

Para que se pueda considerar que existe acoso escolar esto debe mantenerse en el tiempo. Una pelea de dos niños o más puede tener una gravedad mayor o menor, y puede ser denunciable, pero no puede considerarse bullying si se trata de un hecho puntual que no se repite posteriormente.

En todo acoso escolar se dan tres tipos de figuras>

  • Víctima. Es el niño sometido a maltrato físico o psicológico.
  • Acosadores o agresores. Puede ser uno, o varios. Se trata de quien insulta, hostiga, humilla, roba cosas o golpea al niño agredido.
  • Testigos. Estos tienen una gran importancia, ya que un aspecto que fomenta y propicia que el acoso se mantenga en el tiempo son las risas o el silencio de los niños que lo presencian. Esta actitud lleva al acosador a sentirse reforzado, y por ello a continuar el acoso y maltrato para afianzar su poder. Para los testigos, es una obligación no sólo proteger al niño acosado si está en su mano, sino también denunciar el maltrato ante los profesores y padres.

Denunciar el maltrato escolar es muy importante para que estos hechos no queden impunes, ya que a menudo el niño agredido mantiene silencio por temor o por vergüenza, incluso en casos extremos por creer que merece los abusos. Por eso es tan importante denunciarlo a las autoridades correspondientes para que se pueda atajar el problema y se pueda corregir también la conducta del acosador, ya que de lo contrario pueden ser personas violentas en el futuro.

Qué hacer contra el acoso escolar
El centro educativo debe jugar un importante papel en la lucha contra este problema. En primer lugar, previniéndolo educando en el respeto a los demás. En segundo lugar, contando con recursos que permitan identificar el bullying como puede ser hacer test a los niños con periodicidad. Y en tercer lugar, poniendo en marcha los protocolos necesarios cuando detectan un caso de acoso escolar y aplicándolos para atajar y cortar de raíz el problema.

En cuando a los padres y tutores del niño acosado, cuando lo descubren deben hacer lo siguiente:

  • Recabar todas las pruebas que puedan como mensajes en el teléfono móvil, notas (anónimas o no), comentarios en redes, cartas, fotos o vídeos si éstos existen o testimonios de niños que han sido testigos. Y en el caso de haber lesiones, informes médicos y/o psicológicos.
  • Si se tata de un caso muy grave, solicitar la baja del niño en el centro educativo y no volver a llevarle salvo cuando tengan que hacer un exámen (y esto, acompañado por los padres o tutores) hasta que se haya llevado a cabo un cambio en el centro de estudios o el problema sea atajado.
  • Denunciar el caso por escrito y registrando la entrada del documento, y escalarlo a las autoridades correspondientes de manera progresiva: el tutor del niño en el centro educativo, la dirección del centro, la inspección educativa de la Comunidad Autónoma, la policía, el juzgado de guardia, el Defensor del Menor, etc.

Leave a comment

Your email address will not be published.