Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

La hiperactividad no es sólo “cosa de niños”

La hiperactividad no es sólo “cosa de niños”

Durante mucho tiempo se consideraba que la hiperactividad, o Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, era propia de los niños y adolescentes, pero tanto los síntomas como su impacto no siempre terminan desapareciendo a llegar a la edad adulta. De hecho, se estima que este trastorno puede persistir en la mitad o más de los casos.

En un estudio a nivel internacional llevado a cabo entre la población general, se señalaba que la prevalencia de la hiperactividad en personas adultas es del 3,4%, pero lo cierto es que la mayoría de los adultos que padecen este trastorno no están diagnosticados.

Cómo se presenta
El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad se presenta en los adultos de una manera diferente a como lo hace en el caso de los niños. Esto se debe, en parte, a que los síntomas de hiperactividad manifestados como inquietud se reducen, mientras que los síntomas de falta de atención pasan a ser dificultades para realizar tareas como centrarse en tareas concretas en los trabajos, o no ser capaces de cumplir plazos relacionados con su actividad laboral. Esto puede afectar a la funcionalidad del adulto hiperactivo en diferentes facetas de su vida.

La dificultad de diagnosticar este trastorno en personas adultas se debe a lo que se conoce como comorbilidad, que es la coexistencia del trastorno con otras patologías, de manera que los segundos (como por ejemplo trastornos del estado de ánimo, ansiedad o adicción a ciertas sustancias) esconden los de la hiperactividad y dificultan su diagnóstico.

Cuáles son los síntomas en personas adultas

Hiperactividad: Aunque se presenta menos en la edad adulta que en la infancia, la hiperactividad puede convertirse en:

  • Actividad constante.
  • Sobrecarga en los horarios.
  • Optar por buscar trabajos que les mantenga más ocupados.
  • Desarrollar adicción al trabajo.

Déficit de atención: Este se encuentra más marcado en la edad adulta que la hiperactividad, y se manifiesta de las siguientes maneras:

  • Dificultad para concentrarse y prestar atención.
  • Incapacidad para organizarse, así como para organizar tareas
  • Dificultad tanto para comenzar como para terminar proyectos.
  • Problemas para gestionar el tiempo.
  • Olvidar fácilmente las cosas.

Como se ve, las maneras en las que se manifiesta el déficit de atención son aquellas que requieren un nivel de concentración mayor y de gestión del tiempo. Esto les lleva a ser desorganizados y, por tanto, a que sus problemas se den especialmente en el ámbito laboral.

Impulsividad: La tercera de las características principales de este trastorno se manifiesta en la edad adulta de diferentes formas:

  • Terminar relaciones de manera prematura.
  • Cambiar de trabajo muy a menudo.
  • No tener paciencia para llevar a cabo ciertas actividades.
  • Facilidad para perder el control.
  • Conducción temeraria, lo que les lleva a tener un número alto de multas y la posibilidad de retirada del carné de conducir, así como más probabilidades de tener accidentes de tráfico.
  • Consumo de sustancias tóxicas.

Estos síntomas de impulsividad de adultos con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad afectan muy negativamente a su vida familiar, social y laboral.

Leave a comment

Your email address will not be published.