Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Consejos para tener energía en otoño

Consejos para tener energía en otoño

Ya hemos entrado de nuevo en el otoño. El verano ya ha quedado atrás, el paisaje irá perdiendo color y veremos caer las hojas de los árboles. Y al igual que la naturaleza, las personas también nos vamos preparando para entrar en una época de reposo. Se producen cambios en las horas de luz solar, que pasan a ser menos, en la temperatura, y en nuestro propio cuerpo. Y también surgen cambios a nivel psicológico que pueden dañar nuestro bienestar mental y nuestro estado de ánimo.

Por eso, vamos a ver qué podemos hacer para tener más energía en esta época del año y así evitar sentir una mayor tristeza y melancolía, o cambios de humor negativos.

Cuidar del estado de ánimo
Durante el otoño, además de recibir menos luz solar, también realizamos menos actividades físicas y nos sentimos más tristes y fatigados. Esto hace que se alteren los niveles de producción de melatonina, serotonina y andenosina, lo que afecta al bienestar mental haciéndonos sentir apáticos, cansados y deprimidos.

Además, debido a la mayor sensibilidad a estímulos externos que tienen los pulmones, el gasto de energía que les puede producir la preocupación y la tristeza es mayor que el habitual. Por eso hay que tratar de ayudar a nuestra mente teniendo pensamientos positivos y manteniendo la serenidad. Para eso podemos hacer actividades agradables como ver a los amigos, hacer deporte, escuchar música relajante o alegre, o leer.

Tratar de desconectar
Hay que intentar disfrutar de un rato diario en el que darnos un respiro para dejar de lado la rutina. Es muy fácil dejarse tentar por atarnos al ordenador, la televisión o el teléfono, así como al trabajo. Pero nos hace mucha falta tener un rato para nosotros mismos cada día, por ejemplo dando un paseo después de cenar durante treinta minutos.

Otro hábito que tenemos que tratar de adoptar es el no querer responder las llamadas de teléfono de manera inmediata, sino dejarlo sonar unos 5 o 10 segundos antes de contestar. Y si alguna situación nos supera, debemos parar un par de minutos, sentarnos cómodamente, y dejar la mente fría, antes de reaccionar.

Descansar adecuadamente
Durante el otoño nuestros hábitos se “dispersan”. Por eso hay que cuidarlos, sobre todo los relacionados con nuestro descanso y las horas de sueño. debemos mantener un horario regular en ellos y evitar ir a dormir muy tarde. Así podremos tener un descanso adecuado y levantarnos pronto, y evitaremos el gasto energético que se produce cuando el ritmo es irregular. Cuando nos levantemos, hay que tratar de quedarse 5 minutos tumbado, con los ojos muy abiertos, reposando.

Ejercicio, y si es posible al aire libre
La autoestima y el estado de ánimo siempre se ven beneficiados si hacemos ejercicio. Lo ideal es que realicemos aquellos que estén relacionados con el aire libre como pueden ser el Yoga, el Taichi o caminar junto al mar o en la montaña. Pero dependiendo de las condiciones de cada persona, la intensidad y fuerza del ejercicio debe variar, ya que nuestro organismo debe adaptarse al cambio que se produce en el clima.

Sonreír y reír todo lo posible
Por último, tenemos que reír todo lo que podamos. Como se suele decir, la sonrisa es la mejor medicina, y son muchos los estudios que lo han demostrado. Cuando reímos mejora la circulación, desciende el estrés, aumenta la capacidad pulmonar y algo tan importante para nuestro sistema inmunológico como son los linfocitos se estimula.Además, ya sabemos que la risa es contagiosa, así que cada vez que sonreímos estamos regalando salud.

Leave a comment

Your email address will not be published.