Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Distimia, un tipo muy particular de depresión

Distimia, un tipo muy particular de depresión

Existe un tipo de depresión, entre los trastornos depresivos, que muchas veces se pasa por alto porque no es tan conocido, suele comenzar a edades tempranas y pasa desapercibido para muchas personas, de manera que se vuelve crónico y sus efectos sobre la vida de las personas que lo sufren pueden ser graves.

Este trastorno se conoce con el nombre de Distimia, y fue introducido en el año 1980 por la Asociación Norteamericana de Psiquiatría. El trastorno distímico es una sintomatología afectiva de grado bajo que se da con cierta frecuencia en las personas, aunque muchas de ellas no deciden tratarlo debido a la manera en que pasa desapercibido.

La Distimia se caracteriza principalmente por generar un estado de tristeza y desánimo que es constante, se da en la persona casi diariamente y durante la mayor parte del día, y cuya duración es de un mínimo de dos años. La Distimia presenta además una serie de síntomas (pueden ser dos o más), que a pesar de ser moderados no significa que este trastorno sea leve. Estos síntomas son:

  • Tener poro apetito o comer con voracidad.
  • Padecer de insomnio o de hipersomnia.
  • Sentirse con poca energía o fatigado.
  • Tener baja autoestima.
  • No poder concentrarse ni tener facilidad para tomar decisiones.
  • Sentirse desesperanzado.

En el 70 o el 80% de los casos, la Distimia comienza durante la infancia o adolescencia del sujeto, de manera que la propia persona asegura que “siempre ha sido así” y que esa es su forma de ser. Al confirmar las personas de su propio entorno dicha personalidad, el trastorno pasa desapercibido como hemos mencionado, ya que se considera algo que forma parte de la personalidad del afectado. Por ello, no suele consultarse con un especialista ni llevarse a cabo ningún tratamiento.

Para el tratamiento de la Distimia, dejando de lado los fármacos, se utiliza la terapia psicológica. Entre las terapias utilizadas se encuentran las siguientes:

  • Cognitiva: El fin de la terapia cognitiva es dotar al sujeto de las herramientas necesarias para encarar las necesidades diarias y apartar los pensamientos y sentimientos negativos que pueda tener acerca de sí mismo, el futuro o el entorno.
  • Conductual: La terapia conductual se orienta a aumentar la actividad del paciente con Distimia de manera que pueda vivir experiencias satisfactorias e incremente su autoestima e independencia. Además, se utilizan técnicas de relajación para manejar el estrés.
  • Psicoanálisis. Esta técnica se utiliza como herramienta de autodescubrimiento para el paciente, y se realiza explorando los traumas que el paciente haya sufrido durante las primeras etapas de su vida y hayan podido generar la aparición de este trastorno.

Además de la terapia, se suelen utilizar fármacos bajo supervisión médica para el tratamiento de la Distimia. suelen ser antidepresivos, y algunos pacientes pueden necesitar tomarlos durante toda su vida.

Leave a comment

Your email address will not be published.