Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

El complejo de superioridad y cómo tratarlo

El complejo de superioridad y cómo tratarlo

El complejo de superioridad es un complejo que surge cuando una persona que se siente inferior a los demás decide comportarse como si fuera superior al resto, con el objetivo de ocultar esa sensación que padece. Estas personas, generalmente, suelen afirmar que sus opiniones son siempre mejores que las de los otros, y que es alguien más importante que quienes les rodean.

Qué provoca este complejo
Lo habitual es que el complejo de superioridad surja como resultado de un complejo de inferioridad que se encuentra debajo. Esa sensación de inferioridad desemboca en una actitud que trata de compensarla aparentando lo contrario, ser superior.

No es lo mismo la autoconfianza que el complejo de superioridad
No hay que confundir una buena o alta confianza en uno mismo con sufrir un complejo de superioridad. Hay personas que confían mucho en sí mismas en aspectos determinados en los que son buenas, pero esa confianza siempre está basada en hechos realistas. Un ejemplo es alguien que es bueno hablando en público, y por ello se siente con confianza siempre que tiene que hacerlo. Esto no significa que se sienta superior a quienes no tienen la misma facilidad que ella, ni que se sienta inferior y lo intente compensar aparentando seguridad. Simplemente, se conoce bien a sí misma y se siente segura en algo que domina.

Cómo enfrentarse al complejo
El mayor problema a la hora de tratar un complejo de superioridad es que aunque la persona, dentro de sí misma, se siente inferior al resto, continúa actuando con vanidad y arrogancia, de manera que puede perfectamente negarse a acudir a un psicólogo porque le considera alguien inferior. Esto hace que sea muy difícil que siga un tratamiento adecuado.

Por ello lo primero que hay que hacer, como ocurre en casi cualquier problema, es admitirlo. Una vez dado este paso, en primer lugar se debe eliminar el complejo de inferioridad que se oculta bajo este problema. Para ello los especialistas se apoyan en la Terapia Cognitivo Conductual, de manera que el paciente puede aceptarse a sí mismo con sus virtudes y sus defectos, y una vez logrado puede modificar su conducta para no tener la necesidad de aparentar ser superior ni tratar de destacar.

Leave a comment

Your email address will not be published.