Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

La ciencia demuestra la existencia del “flechazo”

La ciencia demuestra la existencia del “flechazo”

En multitud de películas o novelas la historia se repite: chico conoce a chica, se quedan prendados el uno del otro e inmediatamente saben que han encontrado a su alma gemela. Esto siempre parecía ser parte de la ficción, hasta que un estudio llevado a cabo en la Escuela de Medicina de Standford fue comprobado científicamente.

En sólo medio segundo, podemos sentir un flechazo, y en poco más nos enamoramos sin que nos paremos a pensar si es la persona adecuada para nosotros o si seremos felices con ella. ¿Por qué ocurre esto? En el flechazo y enamoramiento repentino entran en juego las sustancias químicas y hormonas relacionadas con la euforia: la dopamina, la adrenalina y la oxitocina, cuyos niveles aumentan cuando tenemos a la otra persona frente a nosotros.

Esa es la razón de que se suela decir que los polos opuestos se atraen, de que haya personas que a pesar de parecer opuestas la una de la otra, sientan ese intenso deseo. Todo ocurre en el cerebro, a través de reacciones químicas que nos hacen comportarnos de esa manera y sentir lo que sentimos.

¿Qué sucede cuando no estamos en compañía de esa persona? De acuerdo con los especialistas, al no sentir esa sensación de euforia que surge cuando la vemos, sufrimos una especie de “síndrome de abstinencia” que, según ciertas investigaciones, tiene ciertas similitudes con, por ejemplo, el consumo de cocaína.

Sensaciones al consumir cocaína:

  • Euforia.
  • Aumento de la autoestima.
  • Mayor sociabilidad.
  • Sensación de capacidad y competencia mayor.
  • Aumento de los niveles de dopamina.

Sensaciones al sentir un flechazo:

  • Aumento de los niveles de dopamina y noradrenalina.
  • Euforia.
  • Intensa energía.
  • Mayor atención.
  • Intenso deseo de estar con la otra persona.

Como se puede ver, hay paralelismos entre las dos sensaciones. Esto hace que se pueda llevar a cabo un enfoque diferente a la hora de tratar la depresión, el estrés emocional y las rupturas sentimentales.

Leave a comment

Your email address will not be published.