Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Síntomas del complejo de inferioridad

Síntomas del complejo de inferioridad

La inferioridad es una sensación que alguna vez tenemos todas las personas. Es normal sentirse en algún momento inferior a un compañero de trabajo, un amigo, un miembro de la familia… pero una cosa es sentirlo en algún momento y superarlo, y otra más grave es terminar desarrollando un serio complejo de inferioridad.

El complejo de inferioridad es una enfermedad que suele originarse en la infancia o adolescencia y termina manifestándose seriamente al ser adulto si no se ha reconocido el problema anteriormente. Este complejo hace que la persona se menosprecie a sí misma de manera constante, y eso la convierte en alguien muy sensible.

Cuando una persona comienza a mostrar síntomas de un complejo de inferioridad, desarrolla al mismo tiempo una serie de “mecanismos de defensa” que se activan cada vez que se sienten inferiores a alguien y que terminan siendo también síntomas de ese complejo.

Algunos de los síntomas del complejo de inferioridad son los siguientes:

  • Aislamiento social. Es algo habitual en las personas que sufren este complejo, al no considerarse dignos de estar con otras personas que les parecen mejores en todos los aspectos.
  • Ponerse a prueba y restar méritos a otros. Cuando una persona tiene complejo de inferioridad, se prueba a sí misma de manera constante para intentar mejorar su autoestima. Al fracasar, para sentirse mejor suelen quitarle importancia a los méritos de los demás.
  • Culparle a todo. Todo lo negativo que les ocurre se atribuye a factores externos: la mala suerte, las malas compañías, el entorno… La persona es incapaz de aceptar que el fallo puede haber estado en un error que ella ha cometido, porque el responsable siempre es otro, o lo es el universo entero.
  • Actitud de amargura. Cuando la persona no ha hecho correctamente una tarea en el trabajo y un compañero lo ha hecho mejor (o mucho mejor), siempre considerará que se ha debido a circunstancias externas como la suerte o que alguien le ha ayudado, y nunca a los méritos o capacidades del compañero. De esta manera compensan el hecho de que su compañero puede ser mejor que ellos en esa tarea.
  • Hipersensibilidad. Las personas con complejo de inferioridad son extremadamente sensibles tanto a los elogios como a las críticas. Si les elogian por algo, pondrán en duda la autenticidad de las palabras, y si les critican se pondrán a la defensiva inmediatamente. No suelen tener sentido del humor, y cualquier comentario que escuchen sobre sí mismas lo pueden tomar como algo personal.
  • Necesidad de atención. Es probable que una persona con complejo de inferioridad busquen la atención de otros, así como sus elogios (aunque luego los pongan en duda). algunas maneras de intentar tener la atención de los demás son fingir estar enfermos, tristes, deprimidos, etc.
  • Miedo al fracaso. Al sentir un profundo temor a cometer errores (y a que se los reprochen), suelen evitar intentar cosas nuevas o poner en marcha proyectos propios.

Aunque algunos de los síntomas pueden ser muy evidentes, otros no lo son tanto. Si se sospecha que una persona está mostrando algunos síntomas, aunque sea de manera muy leve, hay que buscar la raíz del problema para que pueda ser superado y eliminado.

Leave a comment

Your email address will not be published.