Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Las cinco etapas del desamor

Las cinco etapas del desamor

Hay cinco etapas por las que se pasa durante el desamor, o el mal de amores. Aunque cabe aclarar que en realidad se trata de las cinco etapas del dolor, y el mal de amores es uno de los dolores emocionales (y en muchas ocasiones de os más intensos) que podemos sentir a lo largo de la vida.

Estas cinco fases comienzan y terminan en dos puntos opuestos: la negación y la aceptación. Cada una es un paso hacia el final, y cada persona la vive a su manera, por lo que el tiempo necesario para superarlo depende de diferentes factores como pueden ser el tiempo que duró la relación, la experiencia personal previa y la intensidad de los sentimientos.

Vamos a conocer cada una de estas fases:

Negación
La primera fase es aquella en la que la persona niega la realidad y se comporta como si nada hubiera cambiado y todo siguiera igual que antes. Esta etapa, que suele surgir como una forma de protegernos del impacto que ha causado el desamor y que no nos deja asimilar lo ocurrido, suele ser breve. Es importante ser consciente de las emociones que se están sintiendo, así como del motivo por el que surgen. Para tener más claridad es necesario mirar la situación desde la manera más objetiva posible.

Ira
En la fase de la ira la persona siente una ira y una rabia muy intensas hacia quien le ha causado el mal de amores y el dolor. Mientras en la primera fase se niega la realidad, en la fase de la ira se siente frustración hacia lo ocurrido y se culpa al otro de los problemas que había en la pareja durante la relación. Esto puede provocar deseos de venganza, y en ocasiones que esta ira se dirija hacia las personas del entorno cercano, hacia uno mismo o hacia el mundo entero.

Negociación
Esta etapa es importante porque si no se sabe gestionar adecuadamente, el intento de aceptar lo ocurrido y tener contacto de nuevo con la otra parte se puede caer en el error de intentar recuperar la relación sea como sea. Y un mal acercamiento puede no sólo arruinar la situación, sino también empeorarla.

Depresión
Surge cuando la persona ha perdido ya toda esperanza de recuperar a su ex pareja o de tener la relación con quien no siente lo mismo. Se empiezan a ver las cosas con objetividad y a saber que ya no se puede hacer nada. Esto hace que aparezca la tristeza por lo que pudo ser y no fue.

Aceptación
En la última etapa, se empieza a mirar de nuevo al futuro y a salir adelante al aceptarse que lo que no ha podido ser no va a ser. En lugar de buscar recuperar la relación, la persona se siente en paz consigo misma y preparada para seguir haciendo su vida y, con el tiempo, tener una nueva relación.

Leave a comment

Your email address will not be published.