Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

La agorafobia y cómo combatirla

La agorafobia y cómo combatirla

La agorafobia es uno de los trastornos de ansiedad más habituales, y también uno de los que más limitan a quienes lo padecen. Este trastorno provoca un intenso miedo a los lugares abiertos y las aglomeraciones, especialmente si la persona se encuentra sola. Y ese miedo a sufrir ataques de pánico les lleva a no salir de casa.

Al tender a evitar estos tipos de situaciones y lugares, el comportamiento y los hábitos de vida cambian y se convierten en un círculo vicioso en el que el miedo a volver a sufrir ataques de ansiedad toma el control.

Síntomas
Los síntomas de la agorafobia pueden desembocar en la aparición de otras fobias específicas como pueden ser la acrofobia o la claustrofobia. Entre los signos de ansiedad de este trastorno se encuentran el temor a estar solo, el nerviosismo, la sudoración excesiva, los temblores y escalofríos, el entumecimiento de las piernas o los brazos, la tensión muscular, la dificultad para tragar, las taquicardias, la opresión en el pecho y las sacudidas del corazón, los mareos, la visión borrosa, el miedo a morir y la sensación de irrealidad.

Cuando se sienten los síntomas de la agorafobia, lo primero en lo que se piensa es en escapar de la situación y buscar un lugar en el que sentirse seguro, junto a pensamientos negativos y catastróficos que aumentan la ansiedad de tal manera que se puede convertir en verdadero pánico.

Esto hace se vean afectadas de manera muy negativa las relaciones personales y el rendimiento académico o laboral.

Cómo superarla
Hay métodos para disminuir la preocupación y la ansiedad provocadas por la agorafobia. La persona debe aprender estos métodos para poder hacerle frente y superarla.

  • Ejercicios de relajación. Ayudan a disminuir el nivel de los síntomas, reduciendo la tensión muscular y la ansiedad y aportando sensación de paz y calma.
  • Ejercicios de meditación. Esto nos ayuda a lograr tener el control en las situaciones que provocan temor, a través de la concentración.
  • Ejercicios de respiración. Cuando se practican de manera habitual, ayudan a evitar la hiperventilación que aumenta la ansiedad, y favorecen la relajación.
  • Mejorar la autoestima. Tener una autoestima alta es imprescindible para poder enfrentarse a las situaciones que causan agorafobia.

Leave a comment

Your email address will not be published.