Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Verdades y mentiras acerca del Mindfulness

Verdades y mentiras acerca del Mindfulness

Se puede decir que el Mindfulness es algo que está de moda. Leemos artículos que nos cuentan cómo nos puede ayudar a vivir mejor, anuncios que prometen que alcancemos la paz interior y vivamos con plenitud, se habla de ello en libros sobre meditación… pero alrededor del Mindfulness hay verdades, y también leyendas urbanas. Y lo segundo es lo que lleva a confusión a muchas personas que oyen hablar de esta práctica.

Por ello, vamos a ver qué hay de cierto y de falso alrededor del Mindfulness.

Beneficios de la práctica del Mindfulness
Existen multitud de estudios e investigaciones que han demostrado que la práctica habitual de la meditación aporta satisfacción y felicidad, y con ello una vida más sana. En lo que se refiere al Mindfulness, hay numerosos beneficios conocidos:

  • Se reduce la irritablidad, la depresión y la ansiedad.
  • La energía física y mental aumentan, lo que mejora la memoria y nos hace más ágiles en nuestros tiempos de reacción.
  • Las relaciones personales mejoran su calidad y son más satisfactorias.
  • El estrés se reduce, y también la hipertensión.
  • Además de reducir el impacto del dolor crónico, ayuda también a reducir la dependencia del alcohol y las drogas.
  • El sistema inmunológico se ve reforzado.

Pero, además de sus beneficios, hay que saber qué es el Mindfulness y, sobre todo, qué NO es, para evitar creer en ciertos mitos.

Qué es el Mindfulness

  • Mindfulness es atención plena y conciencia plena, además de presencia reflexiva y atenta. De hecho, la conciencia, la referencia al momento presente y la atención son una parte importante de su significado.
  • Mindfulness es aprender a vivir viendo el mundo no como querríamos que fuera, sino como realmente es.
  • Mindfulness es la conciencia gracias a la cual el hecho de vivir se convierte en una experiencia.
  • Mindfulness es una manera de ser.
  • Mindfulness es una capacidad que tenemos todos, y una práctica. Y como práctica que es, puede desarrollarse.
  • Mindfulness es centrarnos de manera activa en el momento presente, sin valorar lo que percibimos o sentimos en cada momento y sin interferencias. Se trata de observar como un espectador independiente.
  • Mindfulness es respetarnos a pesar de que no nos guste lo que hacemos, sentimos o pensamos.
  • Mindfulness es compromiso con nosotros mismos.

Qué NO es el Mindfulness

  • Mindfulness no es una religión. Se trata de una técnica mental o práctica mental.
  • Mindfulness no tiene relación con ninguna religión y lo practican personas tanto religiosas como ateas.
  • Mindfulness no es una técnica clásica de meditación en la que nos aislamos del entorno. A pesar de que su aprendizaje o práctica utilizan ciertos ejercicios de meditación, se trata de trasladar el estado de atención plena o meditación cada instante y momento de nuestra vida diaria.
  • Mindfulness no es, por lo tanto, dejar nuestra mente en blanco.
  • Mindfulness no requiere de mucho tiempo para su práctica, pero es necesaria cierta paciencia inicial y persistencia.
  • Mindfulness no es difícil de practicar porque lo importante no es el tener éxito, sino el intentar practicarlo.
  • Mindfulness no nos ofrece un falso positivismo, ni nos aparta de luchar por nuestros objetivos.
  • Mindfulness no es aceptar lo inaceptable, no es evadirnos de los problemas y no es escapar del sufrimiento o el dolor.
  • Mindfulness no evita que recordemos momentos de tristeza o infelicidad. Pero nos enseña cómo ser conscientes de esos estados de negatividad para que evitemos ser arrastrados por ellos.

Por último, el Mindfulness nos anima a romper algunos de los hábitos tanto de comportamiento como de pensamiento que nos impiden vivir al máximo nuestra vida. Muchos de los pensamientos negativos tienen su origen en la forma en que actuamos y pensamos habitualmente. Así, rompiendo con estos hábitos de los que muchas veces no somos conscientes, con el tiempo podemos eliminar esos tipos de pensamiento y tomar más conciencia. Romper con muchos hábitos no es difícil, y puede hacerse de una manera tan sencilla como empezar a dejar de comer con la televisión encendida, ir a trabajar por otra ruta. La mezcla de la meditación diaria con esas modificaciones de hábitos pueden ayudarnos a vivir con la plenitud que el Mindfulness tiene como objetivo.

Leave a comment

Your email address will not be published.