Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

9 consejos para resolver conflictos en la pareja

9 consejos para resolver conflictos en la pareja

Los problemas de pareja son algo normal. La convivencia diaria hace que en ocasiones surjan conflictos. Y es que la clave no es evitarlos, sino saber cómo hacerles frente de una manera correcta. Y para resolverlos, hay una serie de reglas.

  • No gritar. Si queremos aclarar lo que ha ocurrido y solucionarlo, debemos hacerlo manteniendo la calma. Si es la otra parte la que grita, es más importante no levantar la voz para que la cosa no vaya a peor.
  • Empezar y terminar la conversación. Especialmente porque esto reafirma que la otra persona nos importa. Y no hay que olvidar nunca el poder y la importancia de recordarle a nuestra pareja que nos preocupamos por ella.
  • No cerrarse a la idea de que podemos haber cometido un error. Aunque estemos seguros de no haberlo hecho. Las personas generalmente no se enfadan sin una buena razón, así que tenemos que estar abiertos a la probabilidad de que haya algo de verdad en lo que nos dicen.
  • No generalizar acerca de la conducta del otro. No debemos caer en la tentación de decir frases que empiezan con las palabras “tú nunca…” o “tú siempre…”. Generalizar implica que no nos estamos ciñendo al hecho concreto, y esto empeora el problema. Además, evitar generalizar hace que la persona pueda entender qué ha hecho mal más rápidamente.
  • Ser el primero en pedir disculpas. No tenemos que esperar que sea la otra parte la que se disculpe primero. Si ambos tienen la culpa, dar el primer paso demuestra preocupación y resuelve el conflicto de manera más rápida.
  • No centrarse en ver quién tiene razón, sino en descubrir qué es lo correcto. Hay que evaluar todos los ángulos del conflicto para descubrir qué fue lo que pasó en realidad. Una relación no es una competición para ver quién es el que tiene razón y quién no.
  • No maldecir. En las discusiones es fácil que se pueda exagerar el lenguaje. Y si esto sucede lo más probable es que la otra parte no escuche nuestros argumentos, sino que sólo preste atención a los improperios.
  • No insultar. Esto es algo obvio en cualquier conflicto de nuestra vida, pero hacerlo en una discusión de pareja hará que, además de herirla y no resolver nada, la relación pueda terminar.
  • No esperar que la otra persona llene nuestros vacíos. Crear expectativas sobre los demás inadecuadas (por ejemplo si esperamos que otros llenen esos aspectos que no podemos satisfacer nosotros mismos) es lo peor que podemos hacer. Si estamos con alguien debemos hacerlo porque nos importa, y no para satisfacer una necesidad de afecto.

Leave a comment

Your email address will not be published.