Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Qué es la depresión postvacacional

Qué es la depresión postvacacional

Se denomina depresión postvacacional al estado de ánimo que sufren algunas personas al terminar su periodo de vacaciones y volver a la rutina diaria. Este síndrome afecta a personas entre los 30 y los 45 años, especialmente cuando pasan por una situación laboral inestable o no disfrutan con su trabajo. Las más afectadas son las que en su vida laboral sufren hostigamiento o mobbing, así como personas con cargos de responsabilidad o que trabajan en campos como la educación o la medicina.

Síntomas
Aunque no todos los especialistas consideran este síndrome como una depresión, sí tiene unos síntomas similares a otras depresiones.

Entre sus síntomas físicos se encuentran el insomnio, dolores musculares, pérdida del apetito o trastornos digestivos, sensación de ahogo, cansancio y taquicardias.

En cuanto a los síntomas de tipo psíquico, abarcan diferentes estados como la falta de interés o concentración, ansiedad, nostalgia, tristeza, irritabilidad y apatía.

Cómo evitarla
La depresión post vacacional suele desaparecer al cabo de unos días in tener que hacer ningún tipo de tratamiento. Pero siempre viene bien conocer algunas sugerencias para que el riesgo de sufrirla sea menor.

  • Volver del lugar de vacaciones unos días antes de tener que regresar al trabajo.
  • Recordar que en la vuelta al trabajo nos reencontramos con compañeros y amigos.
  • Aunque las vacaciones han terminado, hay que disfrutar el tiempo libre de los fines de semana o los festivos con actividades que nos gustan (pasear, hacer ejercicio, pasar tiempo con amigos y familiares).
  • No agobiarnos si nuestro rendimiento en los primeros días no es el habitual.
  • No llevarnos trabajo a casa.
  • Intentar tener un ambiente laboral sano y agradable.
  • Hacer lo posible para que nuestra actitud no sea de queja constante.
  • Tener presente que el trabajo nos permite disfrutar de un buen nivel de vida.

Si el malestar no ha desaparecido tras un par de semanas, puede ser necesario buscar el consejo de un especialista que pueda ayudarnos, ya que el riesgo de que la depresión postvacacional se convierta en un trastorno más serio es mayor.

Leave a comment

Your email address will not be published.