Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

La intuición

La intuición

A muchas personas les ocurre que están a punto de hacer algo, pero deciden hacer otra cosa y la decisión les sale mal. Y terminan pensando “sabía que tenía que haber hecho eso otro!”. esa es la intuición, que intenta advertirnos. Pero como normalmente la dejamos pasar, terminamos encontrándonos con un suceso desagradable.

Saber reconocer la intuición puede venir muy bien cuando hay que tomar decisiones, libres de prejuicios y sin la carga emocional que tienen habitualmente las acciones que realizamos. Pero aprender a reconocerla no es sencillo porque se trata de algo que a lo largo de la vida no se practica. La intuición suele confundirse con otros tipos de habilidades que poseen las personas, y esto hace que no la utilicemos de una forma efectiva en las decisiones que tomamos en el día a día.

Las personas nos preparamos para vivir en base a la lógica mental, algo que es de gran importancia. Pero existe otra sabiduría, apartada de los prejuicios y que va más allá de la lógica, a la que todos podemos acceder si lo deseamos. El problema es que no es fácil reconocer algo que nunca se ha conocido. Por eso, lo primero que hay que saber es lo que NO es la intuición:

  • No es mental. La intuición procede de otra parte de la existencia.
  • La intuición no es el cuerpo que nos habla, aunque sí puede manifestarse a través de él.
  • No es la emoción que se siente sentimos al percibir una situación, ni tampoco es la voz del corazón.

Se puede decir que la intuición es el “chispazo” que se percibe en la cabeza a la hora de tomar una decisión. Es tener una certeza que va más allá de la lógica, más que tener conocimiento. Y para saber reconocer ese chispazo hay que practicar, porque es algo que no dura más que unas milésimas de segundo antes de que la mente se ponga a funcionar y pase al pensamiento lógico al que todas las personas están acostumbradas.

Por tanto, si queremos acceder a la intuición debemos saber silenciar o controlar la mente, así como tomar consciencia de nuestras emociones y nuestro cuerpo. De esta manera, podremos usarla. La intuición es una sabiduría a la que podemos acceder que está fuera del espacio y el tiempo en el que vivimos. Es contacto a nivel espiritual con nuestra esencia, y nos ofrece la posibilidad de actuar desde ahí (pero sin ser demasiado impulsivos).

La intuición funciona de diferente manera en diferentes personas. Así que cada uno ha de aprender a reconocer la manera en que siente el “chispazo”.

Leave a comment

Your email address will not be published.