Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Asertividad: Saber decir NO

Asertividad: Saber decir NO

Saber decir NO es algo sumamente importante. Si no lo hacemos, podemos perder el control de nuestra vida y nos llenarnos de rabia al no poder hacer aquello que realmente queremos hacer. algunas personas pueden pensar que decir “no” es no ser una buena persona y ser alguien desagradable. Pero establecer límites para no ser víctima de manipulaciones y chantajes es muy importante.

La Asertividad es la capacidad de tener confianza en uno mismo y seguridad para decir “no” cuando es necesario. No se trata de ignorar las necesidades de nuestro interlocutor o ser egoísta, sino de hallar un equilibrio entre los dos extremos de decir siempre “si” o decir siempre “no”. Tan importantes como nuestros derechos son los de las otras personas, y por eso debemos ser asertivos y saber cuándo aceptar algo que nos pueden y cuándo decir “no”. En esencia, es defender nuestros derechos mientras al mismo tiempo no lastimamos a la otra persona.

Cómo ser más asertivo
La asertividad se basa en saber que, a la vez que aportamos un valor a la sociedad, tenemos que ser respetados. Hay que tener muy claros tanto nuestra escala de valores como nuestros fundamentos, y así sabremos qué hacer y qué no. Por otro lado, debemos olvidar también el miedo y la culpa al negarnos a algo. El miedo se olvida afrontando lo que nos asusta, mientras que la culpa es más un tema social que nos inculcaron. Si tenemos nuestros fundamentos muy claros, seremos capaces de decir “no” sabiendo el por qué, lo que nos dará la seguridad que necesitamos.

Cuando valoramos nuestras acciones reposadamente, sin tomar decisiones precipitadas, no habrá que preocuparse de la culpa porque hemos actuado según nuestras convicciones.

Cómo son los sujetos poco asertivos
Cuando una persona es poco asertiva, intenta alejarse de controversias y trata de agradar a los demás, y terminan haciendo las cosas en contra de sus deseos y de sus necesidades. Creen que para ser aceptados no tienen que negarse a nada. Por ello, suelen ser manipuladas y hacer cosas que no quieren realmente hacer y que van en contra de sus principios. Esto ocurre porque temen el rechazo y a la vez les falta afirmación en sus ideas.

Este perfil no tiene nada que ver con el de personas que de manera consciente y voluntaria deciden didicar su vida ayudando a otros, en muchas ocasiones dejando sus propias necesidades de lado. Esta es una elección persona, por lo que casi siempre proporciona satisfacción y felicidad. Las personas poco aserticas no sienten esa insatisfacción, sacrificando su propio bienestar y felicidad por culpa de sus miedos e inseguridades.

Leave a comment

Your email address will not be published.