Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

La violencia simbólica

La violencia simbólica

TF2-A0A3Quizá te parezca extraño leer violencia simbólica. Puede que te estés preguntando a qué hace referencia este término. Este concepto fue creado por el sociólogo francés Pierre Bourdieau en los años 70. Con él hacía alusión, dentro del terreno de las ciencias sociales, a esos poderes imperceptibles -visualmente hablando- ejercidos por un sujeto dominante sobre el sujeto dominado. Se establece así, una relación de verticalidad muy peligrosa.

Vemos que se trata de un tipo de violencia silenciosa que no se aprecia a simple vista. No es una torta dada a tu pareja o un grito hiriente, sino una manera de manipular al otro por medio de estrategias sutiles y acciones aparentemente consensuadas. La persona que sufre este tipo de violencia no la siente como tal. Y es ahí donde se halla el peligro. Hay relaciones de pareja establecidas en este tipo de relaciones tóxicas que lo único que hacen es crear en el sujeto pasivo una actitud de resignación y apatía intensa sin ser consciente éste de quién o cómo se originó.

Nadie debe permitir que la violencia simbólica forme parte de su relación amorosa. Si se instaura este tipo de violencia es que la relación no tiene nada de amorosa, sino de poder.

¿De qué modo se da la violencia simbólica?

Este tipo de poder invisible puede ejercerse de diversas maneras.

Te hacen sentir culpable constantemente. Quien ejerce la violencia simbólica te hace ver, por medio de mensajes despectivos, que eres una persona muy torpe. Recuerda cuando en clase de Educación Física no sabías hacer volteretas o no eras capaz de saltar a la comba sin caerte al principio. En ese momento te decían tus compañeros o incluso una profesora mediocre: “eres un poco torpe por lo que veo”.

Al final, si a ese tipo de mensajes le sumamos otros tantos de tu familia, crecerá una persona con muchas inseguridades y una autoestima por los suelos.Como vemos, todo este tipo de mensajes sutiles que vas acumulando en tu subconsciente podrían ser parte de esa violencia descrita al principio.
 Otro caso similar podría sucederse  con tu pareja. Si ésta es una persona irónica y sarcástica que no tiene tacto a la hora de hacer determinados comentarios, aparentemente inocentes hacia ti, a la larga puede resultarte muy dañino. No dudes en decírselo y hacerle ver su error. Si no lo reconoce quizá no sea la persona que te hará feliz.
Aléjate si persiste en su actitud. No te lo pienses dos veces.
Estos son una pequeña muestra de los muchos casos que pueden darse en diversas situaciones de nuestra vida. La moraleja que quiero que extraigas: Tienes una valía como persona que no debe pasar por alto. No consientas ese tipo de actitudes humillantes a la mínima que percibas el ambiente hostil que te rodea.

Desde Piscologos Las Rozas y su equipo profesiona podemos ofrecerte nuestra ayuda para hacer frente a este tipo de situaciones tan dañinas. ¡Te esperamos!

Leave a comment

Your email address will not be published.