Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Trastorno límite: Qué lo causa y cómo tratarlo

Trastorno límite: Qué lo causa y cómo tratarlo

El trastorno límite es uno de los trastornos de la personalidad, conocido por sus siglas TLP y como “borderline”. Es uno de los trastornos menos conocidos, y provoca sufrimiento tanto a la persona que lo padece como a aquellas que conviven con él. Es difícil de diagnosticar dado que se puede presentar de manera diferente en personas diferentes, lo que también retrasa la aplicación de un tratamiento.

El término “borderline” puede crear confusión, ya que también se utiliza para designar un grado de inteligencia determinado, referente a la puntuación intermedia obtenida en pruebas de inteligencia y sin llegar al retraso mental aunque resulte inferior a la normal.

Pero en el trastorno límite la inteligencia no se ve afectada, sino el control de los impulsos y el área emocional.

Este trastorno se ve más frecuentemente en mujeres, presentándose en tres casos frente a uno en los hombres. Su inicio suele ser temprano, generalmente antes de llegar a la adolescencia. Sus causas en ocasiones tienen origen genético, pero lo habitual es que responda a abusos o ambientes familiares desestructurados.

Convivir con una persona que padece trastorno límite es muy complicado. Eso hace que las rupturas en sus relaciones sentimentales sea constantes, al no poder aguantar más la otra persona por considerar que la situación llega a resultar asfixiante. Así mismo, sus relaciones en el ámbito laboral y su rendimiento resultan problemáticos, lo que pone en riesgo la economía del afectado. Esto suele agravarse por la aparición de otros trastornos añadidos, e incluso adicciones a ciertas sustancias.

Características y síntomas
La principal característica del TLP es una personalidad cambiante y débil. La persona afectada duda de todo, incluso de sí misma, y muestra momentos de calma que, de repende y sin previo aviso, cambian hacia la ansiedad, la desesperación o la ira. Son personas que tienen las emociones a flor de piel y viven las relaciones de manera muy intensa, tanto al enamorarse (llegando a idolatrar a su pareja) como al romper, aflorando sentimientos de desprecio al haber sido rechazado.

Hay ciertos síntomas que pueden encontrarse en las personas que padecen trastorno límite:

  • Pánico a sufrir abandono.
  • Muy baja tolerancia a la soledad.
  • Frecuente sensación de vacío y/o aburrimiento.
  • Manifestaciones frecuentes de ira inapropiada.
  • Impulsividad, incluso a la hora de consumir sustancias o tener relaciones sexuales.
  • Aparición repetitiva de crisis, en las que pueden llegar a autolesionarse o sufrir sobredosis.

Tratamiento del trastorno límite
Para el tratamiento del trastorno límite la terapia individual resulta ser muy eficaz, aunque también puede ser de ayuda la terapia de grupo. En este trastorno los tratamientos a base de medicamentos tienen un papel mejor, que suele ser el de mejorar los altibajos en el estado de ánimo y el tratamiento de otros trastornos añadidos como la depresión.

Leave a comment

Your email address will not be published.