Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Cómo olvidar a tu ex pareja

Cómo olvidar a tu ex pareja

Todos hemos pasado por una ruptura con una pareja. Muchas veces es un proceso doloroso y que acarrea sufrimiento. Pero mientras hay personas que consiguen (después de un periodo de tiempo largo o corto) superarlo y rehacer su vida, otras no consiguen olvidar a su ex pareja y salir adelante.

A continuación vamos a ver una serie de consejos para que olvidar a la ex pareja no sea una misión imposible.

No caer en el odio
Tras terminar una relación, es muy común (sobre todo si nos deja la otra persona) sentir cosas negativas hacia la ex pareja, llegando incluso a odiarla. Esto no ayuda. El odio y la rabia sólo hacen que sigamos pensando más en la otra persona, lo que nos lleva a no ser capaces de pasar página. Hay que seguir adelante y dejar de lado esos sentimientos.

Cuidar la autoestima
Otra de las consecuencias de una ruptura es que la autoestima se ve seriamente afectada. Una separación es tomada como un abandono o un fracaso, y hace aflorar los sentimientos de desamor hacia uno mismo. Hay que tener muy claro que una relación es cosa de dos, no de uno solo, y que una ruptura no significa que nadie más nos vaya a querer.

Otro punto muy importante a tener en cuenta es que la autoestima no tiene que dejarse en manos del otro, sino que depende y se alimenta de muchas otras cosas.

No queden como amigos
Aunque muchas parejas pueden hacerlo después de terminar la relación, en ocasiones es lo peor que podemos hacer. A no ser que no se siente absolutamente nada por la ex pareja, hay que olvidarse de ser amigos. Se terminó. Para ser amigos ya tenemos a otras personas.

No idealizar al otro
Muchas veces, tras romper se tiende a recordar a la otra persona como la mejor del mundo, y nos centramos sólo en las cosas buenas que había en la relación y las virtudes del otro (olvidando pro completo sus defectos). Pero si la relación se acabó, fue por algo. No todo puede haber sido tan ideal. Hay que dejar de pensar en la otra persona como “el hombre/la mujer perfecto/a” y abrir nuestra mente a esas cosas que no nos gustaban tanto del otro y a las situaciones negativas que hubo en la relación.

Volver a los amigos
Cuando se tiene pareja es muy habitual (y a veces lógico) dejar un poco de lado las amistades. Una ruptura es un buen momento para retomar el contacto con ellas. Queda con amigos, habla con ellos, únete a sus reuniones y fiestas. Las amistades siempre ayudan a despejar la mente. Y, al mismo tiempo, puede que en uno de esos encuentros conozcas a alguien interesante y, por qué no, encontrar una nueva pareja.

Leave a comment

Your email address will not be published.