Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

La soledad

Imagen9

 

La soledad es uno de los males más frecuentes en nuestra contemporaneidad. Sus efectos son desoladores a nivel psíquico y a nivel emocional. Nos sume en una profunda tristeza y nos mantiene alejados de lo bello que no ofrece la vida. Esa magia que encontramos cuando nos relacionamos con las personas por primera vez se pierde. La soledad, buscada de forma catártica, puede tener efectos muy positivos en nosotros, pero cuando recurrimos a ella para esconder otras carencias importantes, no es una soledad enfocada de manera sana, sino una soledad dañina.

En relación a esto que hemos dicho aquí, cobran protagonismo unas palabras del poeta sevillano Antonio Machado: Poned atención: un corazón solitario no es un corazón. Viene a decirnos que la soledad prolongada nos embrutece -por decirlo de algún modo- hace que nuestro corazón empequeñezca y nuestra capacidad de amar desaparezca.

Al final la soledad deja de ser comprendida y experienciada como algo agradable, para pasar a ser una cuestión
que afecta a nuestra salud psíquica. Esto se reflejará en nuestro organismo, más tarde o más temprano, en forma de enfermedad.  Alguno de los efectos que está demostrado que suele sufrir las personas que están solas es un deterioro de su sistema inmunitario, quedando indefensas ante vius y bacterias. Éstas se sienten débiles debido a esa falta de ánimo que les produce el sentirse solas, conllevando una pérdida de apetito. Hay investigaciones que han demostrado que este deterioro puede provocar la aparición de enfermedades oncológicas. Todo tiene un sentido cíclico como estamos viendo. Pero los efectos negativos también se reflejan en un aumento de la presión arterial.

Añadiendo más a lo que hemos mencionado ya, es necesario señalar que las personas que sufren de soledad suelen, por lo general, adoptar hábitos alimenticios perjudiciales e incrementar su nivel de estrés.

¿De qué manera pueden afectar estos problemas fisiológicos al nuestra mente?

Si una persona se siente débil físicamente, no ingiere la cantidad de comida que necesita y no es capaz de relajarse, al contrario, vive continuamente con un estrés muy elevado, esa persona termina por sufrir problemas psíquicos. Llamémoslos x, pero los sufrirá. No se puede aguantar sanamente semejante ritmo de vida.

Pero es curioso porque parece que la soledad suele afectar más a ancianos debido a su inactividad, por un lado, y a la imagen de inutilidad que proyecta de ellos la sociedad por otro, y sin embargo, esto está cambiando. Ahora cada vez son más los adultos que se sienten solos.

Vemos que la sociedad cambia y no sabemos si para bien o quizá no tanto porque cada vez son más las personas que padecen algún tipo de trastorno. La soledad nunca será el modo de curarlos. ¡Respira hondo, abre la puerta y disfruta del día de hoy!

Desde Psicólogo Las Rozas queremos brindarte nuestro apoyo y escucha para ofrecerte un seguimiento responsable y comprometido. ¡Visítanos! Te estamos esperando.

Leave a comment

Your email address will not be published.