Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Trastornos alimenticios

Trastornos alimenticios

 

Imagen8

 

 

En nuestra vida cotidiana estamos acostumbrados a escuchar hablar de trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia. Éstos parecen ser los más comunes, pero más allá de los desórdenes citados, podemos  encontrar un espectro de problemáticas muy amplio que desconocemos debido a que no hemos sido informados acerca de su existencia. Estos trastornos aún no han entrado dentro de las estrategias moralistas que se traen entre manos los diseñadores de publicidad.

Como os decía, os presento aquí una breve clasificación de estos trastornos alimenticios que pueden generar problemas tanto psíquicos como físicos.

Drunkorexia. Este tipo de trastorno está enfocado de la siguiente manera: la persona que sufre de este problema evita comer las cantidades que le corresponderían en el momento oportuno para sustituirlo por alcohol. La ingesta de alcohol parece contrarrestar esa falta de alimento que se autoimponen las personas drunkoréxicas. Tienen una preocupación muy intensa por mantener a raya su línea, y es por ello que deciden no comer apenas para poder consumir alcohol y no renunciar al disfrute con su entorno de amigos. Este trastorno suele darse en adolescentes preocupados por su físico. La obsesión por mantenerse delgados se convierte en un principio regulador de sus acciones diarias.

Ante esto nos damos cuenta que aparecen una serie de preguntas del tipo, ¿dejo de beber para así poder comer adecuadamente?, ¿es preferible seguir mi “ruta de la bebida”- en términos irónicos- que seguir una almentación equilibrada? ¿Puedo renunciar antes al alcohol que a la bebida?

Vemos cómo la obesión por la delgadez viene motivada por muchas campañas publicitarias que tenemos que digerir día a día. Los adolescentes son un colectivo
muy frágil, presa fácil de esas exigencias sociales que nos llegan día a día desde diferentes medios de comunicación.

Pagofagia. Este tipo de trastorno se basa en querer comer hielo a todas horas. La persona que lo sufre no siente que pueda controlar sus ganas de hacerlo. Las causas que pueden motivar la aparición de este trastorno son diversas: síndrome de pica, alteraciones neurológicas y/o mentales o, sencillamente, por placer.

Es aconsejable descartar otro tipo de enfermedades como erosión esofágica (vómitos repetidos, bulimia…). Ante esto, el hielo se presenta como un buen aliado.

Potomanía. Este tipo de trastorno consiste en la obsesión desmedida por querer tomar líquidos por parte de quien lo padece.

Vigorexia. Este trastorno se focaliza en la imagen desvirtuada que tiene de sí misma la persona, reflejada en su obsesión por hacer ejercicio de manera desmedida.

En resumen, existen muchos más trastornos alimenticios, pero por motivos de extensión hemos querido mencionar éstos únicamenete.

El factor común en todos ellos es la baja autoestima de quienes los padecen. Los medios de comunicación y la sociedad en general deberían de cambiar sus cánones de belleza para empezar a promover otros.

Desde Psicólogos las Rozas podemos ayudarte en éstos y otros trastornos. Nuestro equipo de psicólogos podrán todos sus conocimientos y dimensión humana para orientarte.
Si lo necesitas, no dudes en visitarnos.

Leave a comment

Your email address will not be published.