Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

La asertividad

La asertividad

Imagen6

La asertividad es la herramienta fundamental para lograr tener una comunicación abierta y fluida con quienes nos relacionamos. No podemos comprender al otro si no somos capaces de ponernos en su pellejo, como solemos decir.

Investigando acerca de este concepto, vemos que la RAE no incluye el término <<asertividad>>, pero sí su adjetivo <<asertivo>>. Tampoco nos aporta gran información, simplemente viene a decir que es aquella persona que muestra su postura de manera afirmativa. ¿Qué queremos decir con esto? Mostrar tu postura de manera afirmativa es expresar tus opiniones y sentimientos de una forma concisa, sin ambigüedades y sin que la brusquedad medie por ningún rincón de tus palabras y gestos.

Vemos que la asertividad no es una herramienta que tenemos en nosotros de manera providente. Ni mucho menos. Para contar con ella primero hemos de ejercitar todas nuestras capacidades cognitivas y emocionales.
Sólo así irá formándose en nosotros esa facultad de “saber ponernos en el lugar del otro”. Cuando uno/a pone en práctica su asertividad, va incrementando la confianza en sí mismo y se muestra ante las personas que le escuchan de forma segura, amable y tolerante. Una persona asertiva es alguien que respeta a los otros, sensible y, en todo momento consciente de todo el componente intencional y simbólico que está en juego cuando se comunica con su entorno.

Cierto es que muchas veces ser asertivo en nuestro ámbito laboral, familia o de amistades, no es tan sencillo porque se nos exigen determinadas cosas a las que no sabemos decir “no” de manera respetuosa y clara. Por este motivo, repito, para ser asertivos es imprescindible que en nuestro día a día nos grabemos a fuego lento lo siguiente:“toda persona se merece nuestro respeto, y viceversa”. Si tenemos muy presente esto, todo vendrá rodado, como suele decirse.

Pero volviendo a la idea expresada anteriormente como “aprender a decir no”, ésto no quiere decir que tengamos que pasar al lado opuesto y decir que sí a todo. No, para nada. Es intentar buscar siempre el punto medio entre ambas posturas. Ni un conducta radical, ni una conducta permisiva donde nuestros deseos, opiniones y creencias queden anulados.

Como en Psicólogos Las Rozas somos conscientes de la importancia y dificultad que implica adquirir esta habilidad social, ponemos a tu alcance a nuestro equipo profesional para poder orientarte. ¡No dudes en visitarnos!

Leave a comment

Your email address will not be published.