Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Combatir el estrés laboral

Combatir el estrés laboral

Sensación de cansancio, no tener ganas de trabajar… son algunas señales que nos avisan de que posiblemente estamos padeciendo estrés laboral. Y es que el trabajo, ya sea siendo un empleado o un empresario, no siempre es una tarea sencilla. Pero puede realizarse sin que afecte a nuestra salud.

El estrés es la manera en que nuestro cuerpo y nuestra mente reaccionan a las situaciones que amenazan nuestra estabilidad o que son muy exigentes. Y lo peor de todo es que es posible que lo estemos sufriendo sin ser conscientes, ya que el organismo se adapta fácilmente a los cambios frecuentes, haciendo que el malestar sea más difícil de detectar.

Evitar el estrés es difícil, ya que es una respuesta natural. Pero hay algunas claves que podemos utilizar para combatirlo y deshacernos de él. Vamos a ver algunos hábitos que podemos llevar a cabo antes, durante y después del trabajo y que nos serán muy útiles para enfrentarnos al estrés laboral.

  • Medir el tiempo. Si nos levantamos tarde y vamos siempre “con el tiempo justo” tendremos muchas probabilidades de ser víctimas del estrés.
  • Repasar las tareas diarias. Analizar las responsabilidades del día y asegurarnos de tener todo lo necesario para realizarlas nos ayudará a optimizar el tiempo y ser más eficientes.
  • Planear las tareas. Seguramente tendremos muchas cosas que hacer. Pero organizarnos y jerarquizar las prioridades de nuestras tareas nos hará trabajar de forma sistemática.
  • Dedicar tiempo a pensar. Si tener muchas tareas por hacer nos ahoga, muchas veces las realizamos sin prestarles la atención que merecen, y es fácil cometer errores y equivocarse. Esto hace que la productividad y la eficiencia desciendan.
  • Tomarse un descanso. Trabajar sin parar durante horas hace que nuestra concentración y nuestra capacidad de retención sean más bajas. Algo tan simple como caminar y moverse por la oficina o el lugar de trabajo, o algunos estiramientos, reducen el estrés y el cansancio mental.
  • Ser organizado. El ambiente de trabajo y la organización del lugar en el que trabajamos influye enormemente en nuestra estabilidad mental. Tener el área de trabajo organiza para ubicar, identificar y encontrar lo que necesitamos es de mucha ayuda para no ser víctimas del estrés.
  • No distraerse. Tenemos que dedicar a nuestra actividad laboral el tiempo necesario para que podamos ser más eficaces. Las distracciones y el atender asuntos personales deben evitarse a toda costa.
  • Desconectar. El trabajo no debe afectar nunca a nuestro estilo de vida. Tenemos que tomarnos un tiempo para nosotros mismos. Si vamos a disfrutar de unos días de vacaciones, hay que dejarlo todo atado con antelación para disfrutar ese tiempo libre que tenemos y olvidarse de la tensión laboral.

Son muchas las maneras en las que se puede combatir el estrés laboral. Y un buen manejo de los hábitos tanto en el trabajo como fuera de él nos ayudarán a mejorar nuestra calidad de vida tanto personal como profesionalmente.

Leave a comment

Your email address will not be published.