Primera sesión GRATIS. Resto 35 €. Estudiantes 30 €. 91 013 69 30 / 665 935 794 | psicologosenlasrozas@gmail.com

Pilares básicos de la psicología positiva

Pilares básicos de la psicología positiva

La Psicología Positiva es una disciplina que vio la luz allá por el año 1998 de la mano de Martin Seligman, que quiso poner en marcha un nuevo enfoque con el fin de prevenir ciertos problemas psicológicos que surgen en el ámbito personal de cada persona, promoviendo y fomentando factores que hagan más fácil tener una vida plena y centrándose en los aspectos positivos de los seres humanos.

Para la psicología positiva, Seligman estableció tres pilares fundamentales:

Estudio de las emociones positivas
En este punto, lo que se busca es intentar aumentar las emociones positivas para convertirlas en mayoría, y así sentir felicidad durante más tiempo. La propuesta de Seligman es que la felicidad consiste en tener durante el día una mayor cantidad de momentos felices. Esto se hace a través de la gratitud y el perdón hacia el pasado, saboreando el presente, y teniendo optimismo y esperanza hacia el futuro.

Estudio de las virtudes y fortalezas (rasgos positivos)
De acuerdo con la psicología positiva, los puntos fuertes y las virtudes tienen que utilizarse para alcanzar ese estado en el que nos encontramos cuando conseguimos que una actividad nos absorbe de tal manera que es como si el tiempo no pasara. Para conseguirlo, tenemos que realizar una actividad que despierte nuestro interés y nos obligue a uso de manera controlada de nuestras capacidades. Este estado no surge de manera natural, sino que viene desde el trabajo y el esfuerzo.

Existen diferentes estudios donde se han llegado a identificar hasta 24 virtudes y capacidades que han sido valoradas a través de la historia en la mayoría de las culturas. Algunos ejemplos son la amabilidad, la gratitud y la integridad. Y son estas virtudes valoradas por las diferentes culturas las que debemos trabajar en nuestro día a día.

Instituciones positivas
Este punto va más allá de la persona. Se trata de aplicar las fortalezas para lograr el bienestar de los demás y ayudar a que puedan desarrollar su potencial. No se trata de una institución física, sino a conceptos como la libertad, el trabajo, la libertad de expresión, la familia… Esto viene a ser el poner nuestras capacidades al servicio del prójimo, lo que aportará un significado a nuestra vida.

Leave a comment

Your email address will not be published.